Ahorrar en aire acondicionado: 7 trucos que no puedes perderte

Volver a noticias

7 trucos para ahorrar en aire acondicionado

 

Cuando llega el verano, muchos de vosotros optáis por comprar un aparato de aire acondicionado para hacer más llevadero el calor. Sin embargo hay que tener en cuenta que, en ocasiones, cometemos errores que provocan una subida de consumo y gastos adicionales. Por eso, en el artículo de hoy de Fricom, os vamos a presentar unos trucos para ahorrar en aire acondicionado.

 

¿Cómo controlar tu factura y ahorrar en aire acondicionado? 

 

  1. Elige un aparato de aire acondicionado eficiente

 

Antes de nada, deberás saber en qué debes fijarte para elegir aire acondicionado. Para conocer la eficiencia energética del aparato debes fíjarte en su etiquetado. La letra A y el color verde corresponden a los equipos más eficientes. Sin embargo el color rojo y la letra G son los menos eficientes. Por ello, si quieres ahorrar en energía debes elegir un modelo A+ ya que este es un ahorrador óptimo de energía.  

 

Si elegimos este modelo se puede ahorrar hasta un 60% de consumo menos que un aparato convencional. Por ello es conveniente elegir un aparato de aire acondicionado eficiente, puesto que a largo plazo será más rentable.

  1.     Vigila la limpieza de tu aire acondicionado

 

Es importante controlar el saneamiento de tu aparato, debido a que los filtros de aire sucios obligan al aparato a consumir más energía para refrigerar la casa. Además es muy importante para que el motor funcione correctamente. Por eso,  si no quieres que te llegue una factura que te asombre por su elevado consumo limpia los filtros y se constante manteniendo la limpieza. Se recomienda que generalmente se limpie los filtros cada dos semanas o un mes.

 

  1. Aplica hábitos para minimizar el calor en tu hogar

 

A  primera hora de la mañana o por la noche es un buen momento para ventilar la casa y refrescarla. Además no encender las luces es recomendable para que la temperatura no ascienda en el hogar. Por otro lado no se te ocurra dejar el aire acondicionado cuando salgas de casa, apágalo antes de salir y cierra todas las ventanas. Esto permitirá que el ambiente se refresque y que ahorremos en energía, ya que evitar el acceso de aire caliente a la casa permite ahorros de más del 30% en el consumo.

                                                                      

  1. Vigila la temperatura

 

La temperatura ideal para no gastar demasiado es de 24ºC según el Ministerio de Industria. Sin embargo, según el IDAE, la temperatura de 26ºC sería más confortante para nuestro hogar. Por lo tanto, lo mejor sería quedarnos con el punto intermedio, 25ºC. Es importante tener en cuenta que cada vez que bajemos un grado la temperatura, puede llegar a aumentar el gasto de la factura hasta un 8%.

 

  1. Mantén la temperatura

 

Como hemos dicho antes, poner el aire acondicionado más bajo que 25ºC no solo gasta más energía, sino que no se enfría antes la habitación. Esto es un tópico que muchas personas piensan. Por eso es mejor mantener desde el principio la misma temperatura (25ºC).

 

  1. Apóyate de otros aliados contra el calor

 

No es necesario que constantemente esté en funcionamiento el aparato del aire acondicionado. También puedes ayudarte de otros aparatos para mantener fresca la casa como los ventiladores. Por ejemplo, ventiladores de techo o portátiles, nos puede ayudar a ahorrar energía y dinero. Por eso es una buena forma de ventilar el hogar, siempre y cuando el calor no sea muy sofocante.

 

  1. 7. Escucha y déjate recomendar por especialistas.

 

Según el espacio o la zona en la que vayas a instalar tu habitación será recomendable que uses un aparato u otro. Todo dependerá del sitio donde lo instales y conseguir una mayor eficiencia energética. Por eso es recomendable que te dejes ayudar por especialistas en este tipo de aparatos.