La eficiencia energética y el aire acondicionado

Volver a noticias

A la hora de elegir qué equipo de aire acondicionado comprar, uno de los factores más importantes que debemos tener en cuenta es la eficiencia energética.

Cuanto más eficiente sea nuestro equipo de aire acondicionado, mayor ahorro podremos conseguir a largo plazo.

La eficiencia energética mide la relación entre la capacidad del equipo de generar frío o calor y el consumo eléctrico que necesita para ello. Por tanto, un equipo eficiente necesitará menos energía eléctrica para climatizar.

Para ayudarte a elegir un aire acondicionado eficiente, en este artículo te contamos las claves que debes conocer para interpretar la etiqueta energética de tu aire acondicionado. Además, te damos unos tips para mejorar la eficiencia energética de tu equipo de climatización.

Elegir un aparato de aire acondicionado según su eficiencia energética

 

En Europa, los fabricantes de equipos de aire acondicionado están obligados por ley a comercializar sus aparatos con el etiquetado energético correspondiente. Para ello, los equipos se testean antes de salir al mercado para medir su consumo energético. Y el resultado de todo este proceso es la etiqueta energética.

Cuando vayas a comprar tu aparato de aire acondicionado, debes consultar la etiqueta del aire acondicionado porque te mostrará su clasificación energética. Esto te ayudará a elegir el mejor aparato de aire acondicionado según su eficiencia energética.

 

la eficiencia energética de tu aparato de aire acondicionado es una de las cosas mas importantes

 

Para ello, estos son los datos más relevantes que deberías tener en cuenta:

  • La valoración de eficiencia energética o clasificación energética

En cuanto veas una etiqueta energética, verás que los equipos están clasificados mediante una escala que va desde la A+++ hasta la G. Esta escala representa la eficiencia energética del equipo. Los equipos clasificados como A+++ son los más eficientes, mientras que los etiquetados como G son los menos eficientes.

  • Eficiencia energética estacional

Cuando consultes la eficiencia energética estacional, verás que se distingue entre "SEER" y "SCOP". El SEER representa la función de refrigeración del aparato de aire acondicionado y el SCOP representa la función de calefacción. Como verás, el SCOP se mide según la zona geográfica, que deberás consultar en el mapa de Europa que verás en la etiqueta. Esto se debe a que en determinadas zonas europeas donde el clima es más frío, el mismo equipo de aire acondicionado necesitaría más energía para climatizar que en zonas más cálidas.

  • Niveles de potencia acústica

Otro de los datos que deberías consultar en la etiqueta energética es el nivel de potencia acústica tanto de la unidad interior como de la unidad exterior. Es decir, el ruido que produce el aire acondicionado. Esto es muy importante, ya que si el equipo hace mucho ruido, nuestro descanso y calidad de vida pueden verse afectados. Por tanto, ten muy en cuenta este factor, y más si vas a colocar el aire acondicionado en zonas donde vayas a descansar o donde necesites concentración.

  • Los datos de consumo del aire acondicionado

En la etiqueta también encontrarás una estimación anual del consumo del equipo de aire acondicionado. Viene medido en KWh.

 

aplica una serie de consejos de eficiencia para tu hogar

 

Tips para mejorar la eficiencia energética de tu aire acondicionado

 

Si consultas el etiquetado energético de los equipos de aire acondicionado, podrás elegir el equipo más eficiente y que mejor se adapte a tus necesidades. Con ello ahorrarás en la factura de la luz y además contribuirás a cuidar del medio ambiente.

Pero además de consultar y entender la etiqueta energética, hay varias sencillas cosas que puedes hacer para mejorar la eficiencia y el consumo energético de tu aire acondicionado. Estos son nuestros tips:

  • Invierte en un buen aislamiento.

Si de verdad quieres ahorrar en tu factura de la luz, quizás debas considerar invertir en un buen aislamiento para tu vivienda u oficina. Tener una carpintería de calidad en tus ventanas que aísle bien e incluso instalar ventanas de doble acristalamiento ayudará enormemente a mejorar el consumo, ya que se conservará mejor la temperatura.

  • Viste según el clima y la estación del año.

A veces pensamos que por tener un aparato de climatización instalado, podemos permitirnos estar en manga corta en nuestra vivienda u oficina en pleno invierno. Si utilizamos así el aire acondicionado, nuestro consumo energético se disparará por las nubes. Y con él, nuestra factura de la luz. Vestir ropa más abrigada en invierno y ropa que no dé tanto calor en verano hará que ahorremos energía. Como no será necesario poner el aire acondicionado a temperaturas tan extremas, el consumo energético de nuestro equipo será mucho menor. Y por tanto, también nuestro gasto económico será menor.

 

Conclusión

 

Como ves, si el consumo energético de tu aparato de airea condicionado te preocupa, la etiqueta energética va a ser una de tus mejores aliadas para que te puedas decidir por un equipo u otro. Por eso es tan importante tenerla en cuenta y saber interpretarla.

Además, para conseguir un mayor ahorro y una mayor eficiencia energética, podrás adoptar varias medidas fáciles de implementar como tener un buen aislamiento o vestir según el clima. Todo esto te ayudará a tener bajo control el consumo de tu aire acondicionado y los gastos en tu factura de la luz.