Dormir con aire acondicionado: 5 motivos por los que es peligroso

Volver a noticias

En verano, uno de los principales aliados del insomnio (además de los mosquitos) es el calor. Renunciar a dormir con aire acondicionado puesto o hacer uso del ventilador es casi imposible, y más cuando las temperaturas parece que no terminan de bajar. Sin embargo, a pesar de con el fresco del aire acondicionado solucionamos el problemas del insomnio, si no tomamos una serie de medidas podemos enfriarnos… y con ello, sufrir una serie de problemas.

Por eso, si te preguntas si es bueno dormir toda la noche con el aire puesto, si puede causarnos problemas de salud… en este post encontrarás las respuestas, ¡y mucho más!

¿Qué problemas puede causarte dormir con aire acondicionado?

Entre los problemas que puede ocasionarte el dormir con el aparato de aire acondicionado encendido, destacan estos 5:

1. Tu salud puede resentirse

Dormir toda la noche con el aparato de aire acondicionado puesto puede afectar directamente a tu salud. Este hace el ambiente se reseque y disminuye las defensas de las mucosas. Puedes enfriarte y sufrir un catarro, tos o faringitis. Incluso hasta dolor de cabeza.

2. Corres el peligro de sufrir una contractura

Si tu cuerpo de enfría puede sufrir una contracción muscular, y esto desencadenar en tortícolis o lumbalgia. ¡No abuses!

3. Tus vecinos pueden quejarse

A muchos nos cuesta conciliar el sueño cuando hay ruido. Tener un continuo runrún del aparato de aire funcionando toda la noche puede ser muy molesto, sobre todo si la instalación de tu equipo se encuentra en el patio común.

Para ello, contar con el mejor sistema de aire acondicionado será lo mejor. En este caso, la instalación por conductos es la más adecuada. Hace tiempo, hablamos en el blog de cómo elegir tu aparato de climatización. Si quieres, puedes verlo pinchando en este enlace.

4. Si no lo mantienes correctamente, puedes padecer hongos o infectarte por bacterias o virus.

Si no te preocupas de limpiar tu aparato, puedes sufrir afecciones como neumonía  riniris alérgica (hongos), aumento del asma y en el peor de los casos (aunque menos probable) hasta legionella.

5. Tu salud ocular puede verse afectada.

Como hemos mencionado anteriormente, el aire acondicionado reseca el ambiente. Esto, puede contribuir a que tu ojo se quede sin lágrimas, sufras picores o conjuntivitis.

Conoce los problemas y peligros de dormir con el aire puesto

¿A qué temperatura debería poner el aire?

La temperatura recomendada está entre los 23 y 25 grados. Sobretodo, debemos llevar especial cuidado con el uso del aire acondicionado en verano, pues la temperatura con el exterior no debe superar nunca los 12 grados de diferencia.

Consejos para evitar estos problemas

  • Evita que la fuente del aire acondicionado te de directamente, sobretodo en zonas como cuello o espalda. Así evitarás los problemas de salud que hemos comentado anteriormente.
  • Utiliza el modo sleep, programando que tu aparato no baje de los 25 grados para que se apague una hora después de dormirte.
  • Invierte en un buen aparato de climatización. Evita aparatos de baja calidad, ruidosos y sin modo nocturno.

A continuación, te proponemos que mires estos consejos que nos propone Iberdrola para hacer un correcto uso de nuestro aparato de aire acondicionado.

Como conclusión, recordarte que si no quieres sufrir catarros o lesiones como torticolis, la mejor opción será programar tu aire acondicionado para que se apague a una hora determinada de la noche y así no correr el riesgo de enfriarte.

Y tú, ¿sueles dormir con el aire puesto? ¿Añadirías alguna recomendación más a la lista? ¡Compártela con nosotros!