Ten cuidado con la temperatura del aire acondicionado en verano

Volver a noticias

El mes de agosto, y más aún en la costa levantina, suele ser uno de los más calurosos de todo el año. Este hecho, sumado a la subida considerable de las temperaturas durante las últimas semanas, ha hecho que tomemos medidas con respecto a ello, llevando nuestro ventiladores y aparatos de climatización al extremo. Sin embargo, debemos tener cuidado con la temperatura del aire acondicionado en verano, pues si nos pasamos nuestra salud y bolsillo seguramente podrían verse afectadas.

¿Sabes cuál es la temperatura ideal para poner el aire dentro de casa? ¿A qué temperatura consumiremos más? Te lo contamos todo en este post de Fricom.

Normativas en los lugares de trabajo

A pesar de que para el hogar no existe ningún reglamento estipulado, las condiciones térmicas del lugar de trabajo se basan en los Institutos y Reglamentos en los lugares de trabajo: 

  • INSTH: la temperatura ideal en la oficina según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo es de entre 17º a 27º cuando el trabajo es sedentario y entre 14º y 24º cuando la actividad física es mayor.
  • IDAE. Este instituto recomienda evitar abrir puertas y ventanas para que no se pierda el aire frío y que consumamos más energía de la cuenta (por cada grado que bajamos nuestro consumo se incrementa un 8%). Además señala que la temperatura no debe ser inferior a 26º.
  • RITE. El Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (2009) señala que la temperatura del aire acondicionado en locales comerciales, administrativos y públicos debe ser de 23º a 25º en verano, con una humedad entre el 45% y 60%.

Si quieres saber más sobre el uso del aire acondicionado en el trabajo, puedes consultar este post, en el que te contamos los peligros de abusar del aire, los peligros de su uso y las ventajas que tiene.

temperatura del aire acondicionado en verano

Y en casa, ¿a qué temperatura debemos poner el Aire acondicionado en verano?

A pesar de que no hay una normativa para uso doméstico, podríamos decir que siguiendo una serie de consejos lograrás conseguir una óptima climatización sin que sufra tu factura:

Existe una fórmula infalible que nos ayudará a no consumir más de la cuenta: la temperatura de nuestro aparato nunca debe ser superar 12º de diferencia con la temperatura del exterior.

Otro consejo es comprobar que todas las puertas, ventanas o  salidas al exterior estén bien cerradas. Esto hará que el frío se mantenga, que no tengas que bajar los grados y, por lo tanto, que tu factura no suba. 

Cuando enciendes el aparato de aire acondicionado, se tarda un rato en notar que el aire frío empieza a aclimatar la habitación. Bajando la temperatura lo único que conseguirás es consumir más energía de la cuenta y sumar un catarro. Como bien señala la OCU, 5ºC por debajo de la temperatura exterior serán suficientes para es lograr esa sensación de frescor. Mantener una temperatura de entre 24º a 26º bastará para que te olvides del calor sin que tu salud lo sufra.

Como ves, ¡ahorrar en aire acondicionado es posible!

¿Conoces algún consejo más para ahorrar en tu factura de la luz? ¿A qué temperatura sueles poner tú el aire acondicionado en casa? ¡cuéntanoslo!