La importancia del aire acondicionado para barcos

Volver a noticias

Los sistemas de climatización como el aire acondicionado para barcos, la calefacción o la ventilación nos ayudan a controlar el clima de nuestra embarcación. Además también resultan definitivos para asegurar su buen funcionamiento.

El aire acondicionado para barcos nos permite estar frescos en el verano tropical mientras navegamos, así como mantener una buena temperatura en el último viaje de la temporada. Pero además de esto, tiene una función todavía si cabe más importante.

Los sistemas de climatización nos ayudan a luchar contra los olores asociados con el moho y otros desgastes asociados al paso del tiempo.

De esta forma, son fundamentales para poder extender nuestras temporadas de crucero, e incluso aumentan el valor de la inversión que hemos realizado en nuestro barco.

Contar con la ventilación adecuada en un barco es importante para el correcto mantenimiento de este. Además, se trata de una necesidad tanto para tu comodidad como la de la tripulación. De esta forma, un buen sistema de ventilación nos ayudará a:

- Reducir la humedad que se genera debajo de la cubierta cuando el barco se deja desatendido durante unos días.

 - Evitar las posibilidades de que el aire se enmohezca debido a la humedad que se genera en cada rincón de la embarcación.

 - Ayuda a que los productos electrónicos y las telas duren más tiempo. Si se pueden mantener en un clima más seco, durarán mucho más

- Reducir la probabilidad de ampollas osmóticas causadas por la saturación del casco con aire húmedo

la información que necesitas sobre la climatización de barcos

Aire acondicionado para barcos: ventilación activa y pasiva

Independientemente del aire acondicionado para barcos que utilicemos, es necesario reflexionar sobre los tipos de ventilación que existen en todas las embarcaciones.

Los sistemas de ventilación, de esta forma, se dividen en dos categorías básicas: pasivos o activos.

Los ventiladores pasivos, son aquellos tales como las rejillas de ventilación, las velas de ventilación, los puertos y las escotillas.

Estos simplemente proporcionan una vía de acceso para que el aire entre o salga del interior del barco. Sin embargo, en los días calurosos del año en los que lo único que se mueve son los mosquitos, no son de mucha ayuda. Entonces es cuando se hace necesaria la presencia del aire acondicionado para barcos.

Los ventiladores activos incorporan un motor que permite un funcionamiento constante. Sirven para mantener el aire en movimiento incluso cuando el barco o la brisa están quietos.

Dependiendo del ventilador que se trate, se utiliza energía solar o procedente del barco para alimentar su funcionamiento. Estas rejillas vienen con aspas de admisión y de escape para una mayor flexibilidad en la creación del sistema de ventilación.

Un sistema de ventilación adecuadamente diseñado proporciona una circulación de aire adecuada por todo el barco sin permitir que el agua de las olas, las salpicaduras o la lluvia llegue a bordo.

Por otro lado, los sistemas de aire acondicionado para barcos supondrán uno de los mayores consumos de amperaje eléctrico cuando se encuentra en funcionamiento.

Entonces, ¿qué hace que valga la pena considerar estas inversiones en electricidad? Ni más ni menos que aquellos lugares en los que se pasan los cruceros todo el verano y que combinan altas temperaturas, humedades en un rango del 80% a 90%. También la presencia de mosquitos u otros insectos, requiriendo áreas de cabina con mosquiteros que restrinjan la ventilación. El aire acondicionado permite una navegación cómoda en todas las estancias del barco.

Tipos de aire acondicionado que podemos ver en los barcos

 

A continuación hablamos de tres tipos distintos de aire acondicionado para barcos:

Portátiles

Son aquellos montados en las escotillas, muy similares a los portátiles eléctricos que se montan junto a las ventanas de las casas. Suponen una buena opción para enfriar la una cabina de tamaño medio en un barco.

En definitiva, las unidades de aire acondicionado autónomas son típicamente la mejor opción para climatizar barcos de hasta 40 metros de eslora. Todos los componentes principales están montados en un solo chasis, que se instala en la sala de estar debajo de una litera o sofá, o en un armario.

Conoce los diferentes tipos de aire acondicionado para barcos

Aire acondicionado para barcos centralizado

Los sistemas de aire acondicionado central, también conocidos como splits, se encuentran generalmente en barcos de hasta 80 pies de eslora. Por el contrario, un sistema dividido tiene los componentes del aire acondicionado repartidos en dos unidades separadas.

Estas dos unidades se instalan en diferentes ubicaciones y se conectan mediante tubos de cobre aislados a través de los cuales viaja el refrigerante. La unidad de condensación, que consta de un compresor, un condensador de agua de mar y componentes eléctricos, se monta en la sala de máquinas u otro espacio mecánico. La unidad de evaporación incluye el serpentín del evaporador y un ventilador y se instala en la sala de estar.

Aire acondicionado de agua fría

Un sistema de agua fría puede acondicionar muchas cabinas usando un circuito de agua en lugar de refrigerante entre el enfriador y los manipuladores de aire. Este consiste en un enfriador ubicado en la sala de máquinas, que enfría o calienta el agua dulce para luego ser bombeada a través de un bucle de tuberías aisladas hacia las unidades de tratamiento de aire ubicadas en los espacios habitables, donde se enfría o calienta el aire de la cabina.

Los sistemas de refrigeración pueden configurarse para proporcionar capacidades de 16.000 a 2,88 millones de BTU. Estos sistemas ofrecen una gestión flexible de la carga y una reducción de los picos de carga eléctrica. Utilizado en grandes embarcaciones y súper yates.

De modo que, tal y como ya hemos visto, el aire acondicionado para barcos no solo nos va a permitir el encontrar las mejores sensaciones a bordo de nuestro buque, sino que también se revela como un elemento ultra-necesario para asegurar el correcto funcionamiento de todo el barco.

Protege a la tripulación del barco igualmente que a cada uno de sus componentes. Utiliza esta información para tener bien claro cómo climatizar y cómo utilizar el aire acondicionado en los barcos.