Calefacción por aerotermia: ¿lo mejor para este invierno?

Volver a noticias

Si estamos pensando cambiar de sistema de calefacción o aire acondicionado, seguramente habremos leído y escuchado sobre una opción novedosa, económica y ecológica: calefacción por aerotermia. Esta tecnología, que evoluciona las ya contrastadas de la bomba de calor, está viendo un importante impulso y se está estableciendo como la mejor opción para ser instalada en hogares y oficinas. A día de hoy, ya podemos hablar de la aerotermia como una alternativa eficaz a las calderas que utilizan combustibles tradicionales.

 

Calefacción por aerotermia, ¿sí o no?

 

Por fin, una solución asequible tanto para calefacción central como para agua caliente sanitaria. La misma tecnología empleada en las bombas de calor aire-aire ofrece una eficiencia aún mayor y una economía extraordinaria a través de sistemas aire-agua. Incluso a temperaturas bajo cero, la eficiencia operativa aerotérmica sigue siendo muy alta. El sistema de esta tecnología se adapta en función de la temperatura exterior y la temperatura ambiente interior para garantizar la máxima eficiencia de la calefacción del hogar.

 

Los sistemas de calefacción tradicionales consiguen calor de la combustión de diferentes tipos de combustibles. Esta reacción, como cualquier otro proceso termodinámico, nunca consigue un rendimiento neto del 100%, ya que cualquier material contiene partículas no combustibles y cualquier reacción de combustión, en condiciones reales, no es nunca totalmente eficiente. Esto es algo conocido y aceptado; el problema es que el cliente sí que paga por el 100% del combustible, aunque no vaya a obtener de él todo el rendimiento posible.

 

Sin embargo, de los sistemas basados en la bomba aerotérmica se dice que pueden alcanzar un rendimiento de hasta 700%. ¿Cómo es esto posible? Aquí se hace referencia a la eficiencia entre la energía que se consume y la capacidad calorífica que se consigue. Y esto se debe a que el material básico del proceso es el propio aire. En la aerotermia se extrae energía ambiental contenida en la temperatura del aire; sí incluso cuando estamos bajo cero las moléculas de aire pueden transferir energía térmica al sistema. Usando este principio físico podemos conseguir energía calorífica y después trasmitirla a nuestras habitaciones o usarla para calentar el agua corriente. Para esto se utiliza un gas refrigerante comprimido a bajísimas temperaturas para extraer calor del aire exterior.

 

¿Suelo radiante o radiadores por aerotermia?

 

Ambos sistemas han alcanzado una gran eficacia gracias a la tecnología aerotérmica. Una consulta a nuestra empresa de climatización de confianza servirá para que nos orienten sobre lo que resulte más conveniente en nuestro caso. 

 

  • Aerotermia con suelo radiante

Estos sistemas, basados en aerotermia, calientan el agua hasta unos 55°C por lo que resultan especialmente adecuados para funcionar con métodos como el del suelo radiante; que no necesitan elevadas temperaturas para generar un elevado nivel de confort térmico. Generalmente va a requerir una mayor inversión económica inicial para su instalación; aunque su eficiencia energética lo convierte en una solución idónea y fácilmente amortizable a largo plazo. Es un sistema especialmente recomendable en zonas geográficas frías y usos prolongados.

 

  • Aerotermia con radiadores 

En el caso de la aerotermia el sistema funciona asociado a radiadores de baja temperatura; unos equipos similares a los radiadores tradicionales, pero preparados para conseguir las mismas prestaciones usando agua a temperaturas inferiores a los sistemas clásicos. Este tipo de radiadores no funcionan en modo refrigeración, aunque resultan más económicos de instalar, y resultan una buena alternativa en zonas en las que el frío no es extremo.

Existen, además, nuevas bombas de calor aerotérmicas que pueden funcionar con los radiadores convencionales, consiguiendo también elevados rendimientos, aunque menores que con los radiadores de baja temperatura.

 

conoce las ventajas de la calefacción por aerotermia

 

Ventajas de la aerotermia

 

Entre sus ventajas podemos encontrar:

  • Es un sistema ecológico. No hay contaminantes emitidos por las bombas de calor, solo aire, y se emplea como gas refrigerante un compuesto respetuoso con el medio ambiente que no afecta a la capa de ozono. Debido a que la electricidad se genera cada vez más a partir de técnicas hidroeléctricas y eólicas, la huella de emisiones de anhídrido carbónico es casi nula.
  • Sencillez. Todo el sistema es fácil de operar y de programar. Las bombas de calor aerotérmicas también requieren muy poco mantenimiento, a diferencia de la mayoría de los sistemas de calderas.
  • Los beneficios del calor radiante. Los suelos radiantes distribuyen el calor de manera uniforme en toda la habitación para un alto confort personal. Debido a que no hay movimiento de aire, no hay corrientes de aire apreciables. Quienes lo tienen en su casa dicen que es como tomar el sol en un día de verano. Además, se mantienen niveles de humedad más bajos, que hacen que el hogar sea más cómodo.
  • Limpio, tranquilo y saludable. El calor radiante efectivo requiere temperaturas de aire más bajas para mantener los mismos niveles de confort que otros sistemas, lo que resulta en menores pérdidas de energía. También se genera menos aire convectivo, lo que significa menos polvo en el aire y niveles más bajos de ácaros, ya que el ambiente del piso es demasiado seco para que puedan florecer, un ambiente más saludable, particularmente para aquellos con problemas respiratorios.