Temperatura ideal del aire acondicionado en verano

Volver a noticias

Con la llegada del verano contar con un servicio de aire acondicionado en verano para hacer frente al calor que vamos a sufrir a diario se convierte en un requisito para poder sobrevivir.

Pero, ¿qué temperatura es la ideal para que no nos afecte a nuestra salud ni tampoco a nuestro bolsillo? para encontrar esa temperatura ideal nos fijamos en lo que marcan los diferentes Institutos y Reglamentos. La verdad es que no hay una normativa oficial para las viviendas, pero la temperatura ideal es la que no supera los 12º de diferencia con la temperatura del exterior. En la mayoría de los casos los 24º o 25º son más que suficiente, con una humedad entre 30% y el 70%.

 

Temperatura ideal según los diferentes Institutos y Reglamentos

Hay que tener en cuenta que la temperatura ideal en verano marcada por los diferentes Institutos y Reglamentos varía según el tipo de edificio y la función que se desarrolle en el.

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo la temperatura en trabajos sedentarios tiene que ser entre 17º y 27º, con una humedad entre el 30% y 70%. Si el trabajo es ligero la temperatura será entre 14º y 25º.

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, fija que la temperatura en oficinas en verano tiene que ser entre 23º y 25º con una humedad entre 45% y 60%.

El Instituto para la Diversificación y el Ahorro dice que la temperatura tiene que encontrarse entre 23º y 25º. Hay que mantener las ventanas y puertas cerradas para evitar pérdidas de energía y recuerda que por cada grado que se disminuye la temperatura del aire acondicionado, el consumo de energía se incrementa un 8%.

En conclusión la temperatura ideal para el verano se puede decir que oscila entre 23º y 27º teniendo en cuenta que la diferencia de temperatura con el exterior no puede superar los 12º, si superamos esta diferencia puede provocar malestar térmico y afectar a la salud de la persona que entre o salga del edificio.

 

consejos para utilizar el aire acondicionado en verano correctamente

 

Tener un uso responsable del aire acondicionado

El uso responsable de aire acondicionado es importante para tener un buen funcionamiento y poder ahorrar durante el verano.

  • Se recomienda mantener una temperatura de 25º con una humedad del 30% - 70%.
  • Limpiar periódicamente los filtros del aire acondicionado.
  • Mantener ventanas y puertas cerradas mientras el climatizador está en funcionamiento.
  • Abrir ventanas en las horas de más frío para que se ventile la estancia y cerrar cuando se vaya a usar el aire acondicionado.
  • Si hay toldos instalados utilizarlos.
  • Usar el ventilador si el calor no es agobiante.
  • Utilizar marcas con etiquetas de clasificación de ahorro de energía.

 

Climatización en la oficina

El control del aire acondicionado en la oficina siempre a sido un tema de disputa. Las diferencias entre los que pasan calor y los que tienen frío llevan a un derroche de consumo energético y eso supone un coste para la empresa.

El tema de la climatización el la oficina es importante no solo por el coste energético también por cómo puede afectar a la salud de los trabajadores, por eso vamos a ofrecer un par de consejos para una óptima climatización en la oficina.

  • Realizar antes un estudio de la zona para saber dónde colocar el aire acondicionado.
  • Instalar los equipos de climatización lejos de focos de calor y luz natural que pueden afectar a su correcto funcionamiento.
  • Mantener una temperatura entre 24º y 26º con una humedad entre 30% y 70%.
  • Evitar el apagado y encendido constante.
  • Apagar el aire en zonas vacías y reducir su uso en zonas poco utilizadas.
  • Programar los equipos de climatización para que se enciendan antes del inicio de las horas laborales.
  • El aire acondicionado de la oficina no debe dar directamente a los trabajadores ya que esto provoca problemas de salud.

 

Peligros de un mal uso del aire acondicionado en verano

El mal uso del aire acondicionado no solo se verá afectado en el bolsillo también afecta a nuestra salud. Los efectos negativos que tienen sobre nosotros son:

  • Problemas respiratorios
    El aire que expulsan los equipos afectan a los ojos, nariz y garganta, y suelen aparecer molestias en personas que pasan demasiado tiempo expuestas en entornos con equipos de climatización. Los síntomas pueden ser obstrucción nasal, garganta seca o rinitis. Por eso, dormir con aire acondicionado es totalmente desaconsejable.
  • Asma y alergias
    Si los equipo de climatización no reciben un correcto mantenimiento la calidad del aire disminuye y esto afecta negativamente a las personas con asma o alergias.
  • Contracturas musculares
    Es importante que el aire no de directamente sobre las personas ya que el cuerpo reacciona contrayendo los músculos de forma brusca y pueden desencadenar tortícolis y malestar muscular.
  • Ojo seco
    Los ojos al estar secos causa picazón e irritación. El problema puede empeorar si la exposición al aire acondicionado es prolongada y estar mucho tiempo delante de una pantalla.